Si amas el espíritu navideño más que Papá Noel, estas escapadas a ciudades europeas están pensadas para ti. En sus mercadillos te empaparás de un ambiente mágico, podrás degustar la mejor gastronomía tradicional y hacerte con los regalos más especiales.

Stuttgart

Alemania goza de una gran tradición de mercadillos navideños y el de Stuttgart es, probablemente, uno de los más encantadores. Con 300 años a sus espaldas, presume de ser uno de los más antiguos del continente y acoge casi 300 paradas desde la Plaza del Castillo hasta la Plaza del Mercado y una afluencia de público que supera los tres millones de visitantes cada año. Además de llevarte algunas bellas piezas de la artesanía local y de disfrutar de alguno de los conciertos programados, no dejes de probar el hutzelbrot -un famoso pastel de frutas y nueces- acompañado de glühwein, el típico vino caliente con especias, mano de santo para calentar el cuerpo. Se celebra del 23 de noviembre al 23 de diciembre.

escapada mercados navidad

Praga

La belleza de la capital checa se ilumina con los múltiples mercadillos navideños que salpican la ciudad y la impregnan de aroma a canela y clavo. El más famoso de todos, sin duda, es el de la Plaza de la Ciudad Vieja, presidido por un árbol navideño de dimensiones gigantescas. Aquí el vino caliente se llama svařák y se toma con la galleta trdelník, aunque no puedes dejar de degustar otras especialidades como el licor de miel caliente, el jamón asado y los diversos embutidos y salchichas. El otro gran mercado es en la Plaza Wenceslao y otros más pequeños se sitúanen Vinohrady y en la Plaza de la República. Del 26 de noviembre al 1 de enero.

Praga

Estrasburgo

La ciudad francesa vive la Navidad con la misma pasión que sus vecinos alemanes. Su mercadillo Christkindelsmarik se viene celebrando desde 1570, lo que le sitúa como el más antiguo del país, además de ser uno de los más grandes de Europa. Las paradas se reparten en una docena de sitios como la Plaza de la Catedral, la de Gutenberg (donde se sitúa el país invitado, que cambia cada año y que en esta ocasión le toca a Portugal) o, apuntad sibaritas, la de Austerlitz (con las más típicas especialidades culinarias) o la de Meuniers (que acoge a los pequeños productores). Además de entrar en calor con vino caliente, no puedes dejar de catar otras delicias alsacianas como los bredles o el foie gras. Del 25 al 31 de diciembre.


mercadillo navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Le gustan más las tendencias que a Kate Moss.