El chocolate. Aaay, el chocolate… Que si es adictivo (¡no es una droga dura!), que si engorda (esa creencia con poca base), que si provoca acné (otra leyenda urbana)… Algunas cosas serán ciertas (o no), pero más cierto es que sus beneficios son muchos más y más beneficiosos que sus efectos adversos. Siempre que se tome con moderación. Como todo, al fin y al cabo.

Así que vamos a reivindicar el chocolate como alimento y te vamos a dar varias razones (con base científica, ojo) para tomarlo sin remordimientos, con convencimiento y con ganas de más, porque sus efectos beneficiosos se constatan si su consumo es regular.

Solo hay que tener claro que cuanto más negro, mejor. Señal de que tiene menos grasa y azúcar (es lo que sucede cuando es con leche y tiene menos cacao). De 70% para arriba, mejor que se acerque al 90%. Es más amargo, sí, pero más beneficioso para tu salud.

Te podríamos decir que tiene flavonoides y otras palabras rarunas como resveratrol, teobromina y feniletilamina, pero preferimos ser más llanos y explicártelo así.

1. El chocolate espabila. Al tener azúcar y magnesio, da energía al cuerpo. De hecho, está comprobado que tiene efectos euforizantes y ayuda a combatir la depresión. Y un poco de felicidad es hoy en día un tesoro.

2. Lleva muchos antioxidantes, más que muchas frutas. O sea, que hace frente al envejecimiento celular. Vale, sigue poniéndote cremas antiarrugas, pero dale también al chocolate (repetimos, con moderación) porque vivirás más y mejor, y tendrás menos números de padecer alzhéimer y cáncer.

3. Estimula la actividad cerebral. ¿Tienes algún examen? Pues toma cacao. La memoria está más en forma y tu cabeza, más despierta. El chocolate hace aumentar el flujo sanguíneo cerebral al cerebro.

4. Tendrás el corazón más fuerte. Reducirás el riesgo de sufrir un infarto. Los estudios demuestran que se padecen menos enfermedades vasculares y menos cardiopatías.

5. Tiene un efecto anticoagulante, igual que la aspirina, lo que mejora la presión arterial.

6. Protege la piel de una exposición larga al sol. Un consejo para reducir los riesgos de quemarte: toma un pedacito de chocolate negro cada día unas semanas antes de ir a la playa.

7. Tendrás la sangre más limpia porque aumenta el HDL (colesterol bueno) y reduce el LDL (el colesterol malo).

8. Combate la inflamación. Los procesos inflamatorios están detrás de muchas enfermedades crónicas degenerativas, y el chocolate ayuda a reducirlos, igual que el riesgo de derrame cerebral.

9. Baja los niveles de azúcar en la sangre y mejora la tolerancia a la glucosa, de modo que la posibilidad de sufrir diabetes tipo 2 es menor.

10. Reduce el estrés. Ayuda a rebajar los niveles de la hormona del estrés llamada cortisol en personas que están muy estresadas. ‘Keep calm and eat chocolate’.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Si le preguntan por su profesión, responderá: "Periodista". Si le preguntan por su vida personal, repetirá: "Periodista". Vivir la vida y contarla. No hay nada que le guste más, sea desde El Periódico de Catalunya, donde es el responsable de las secciones Gente y Gourmet's, o desde www.gastronomistas.com.