La carrera del escritor vasco era sólida pero hasta ahora no era tan conocido para el gran público. El hecho de que Fernando Aramburu no sea un nombre mediático (cuántos bodrios se habrán vendido por el gancho de un autor famoso) unido a que, por una vez, crítica y público se han puesto de acuerdo a la hora de alabar la novela, hacen que el éxito de “Patria” tenga si cabe mayor valor. Extraemos algunos motivos por los cuáles nos parece que esta novela se ha convertido en el libro del año.

 

libro patria

 

  1. Por su lado emocional. La trama de “Patria” se centra en dos familias, la de Bittori y la de Miren, del mismo municipio vasco (no se menciona pero Aramburu ha reconocido haberse inspirado en Hernani) que comparten una gran amistad. Hasta que el Txato (empresario y marido de Bittori) es primero acosado y luego asesinado por ETA. Quién sabe si por Joxe Mari, el hijo de Miren, que ha entrado “en la lucha armada”.
  2. Por su testimonio histórico. Este novelón de más de 600 páginas funciona como un creíble testimonio de lo que fue la historia de ETA y de cómo vivió la sociedad vasca un enfrentamiento que los dividió y generó un clima anómalo, tenso, entre vecinos.
  3. Por la cercanía del conflicto. Tememos al terrorista islámico pero culturalmente los percibimos muy lejos de nosotros: su religión, su ideología y su fanatismo nos resultan ajenos. Pero en el conflicto vasco, cualquier vecino normal y corriente, quizás uno que había crecido contigo en la escuela y en el mismo ambiente, podía comulgar con ETA y aun integrarse en la organización. Y matarte cualquier día.
  4. Porque engancha. Sin ser una trama de suspense logra atraparte en sus páginas a la espera de saber si el etarra Joxe Mari ha sido capaz de asesinar al íntimo amigo de su padre, aquel que le compró tantos helados cuando era niño. ¿Puede un ser humano ser capaz de tal atrocidad?
  5. Por su grandeza humana. ¿Existe en esta vida algo más difícil que perdonar al asesino de un ser querido? Quizás eso sea más complicado que superar esa muerte. Y es el perdón uno de los grandes temas que trata la novela.
  6. Porque no toma partido (o lo hace muy sutilmente). Fernando Aramburu nunca estuvo del lado de la lucha armada, pero en “Patria” explora los sentimientos de unos y otros sin juzgar. Incluso hasta cierto punto puede resultar comprensible que Miren tenga la mente nublada y defienda a su hijo a capa y espada a pesar de saberlo un asesino.
  7. Por las mujeres protagonistas. Hay mucho mito alrededor del matriarcado vasco y Bittori y Miren podrían ser buen ejemplo de ello: dos señoras con los ovarios bien puestos. Vale la pena meterse en sus mentes a través de las páginas del libro.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Le gustan más las tendencias que a Kate Moss.