La procedencia de un vino, más allá de su calidad, se significa importante desde lo climático debido a su estrecho vínculo con el estado de madurez del fruto y por los dos grandes perfiles organolépticos del Mundo Vino: climas cálidos VS climas fríos.

La madurez de la uva

El estado de madurez del fruto en el momento de la vendimia también nos aportará información muy útil para conocer el perfil de un vino; si bien esta información suele esconderse en la etiqueta de modo algo críptico bajo términos como “taninos redondos o maduros” para referirse a un vino donde la fruta ha madurado por completo y predomina lo goloso; o bien el sempiterno concepto “equilibrado”, que se refiere a perfiles más orientados a la acidez y al nervio de los vinos, que se consiguen con una cosecha más temprana.

Nota ->Las variedades blancas se vendimian antes que las tintas ya que no necesitan desarrollar un tanino maduro y sí preservar su acidez.

Vinos de climas cálidos – Vinos de climas fríos

De Canadá a Chile; de Australia a Chipre; el Universo Vino abarca una inmensidad geográfica de tal magnitud que necesita de la conformación de dos grandes grupos organolépticos que definan sus principales características: Vinos procedentes de climas cálidos y sus homólogos de tierras más frías.

Reconocer estos perfiles te ayudará a descubrir tus gustos, tus filias y fobias vinícolas; además de poder articular un discurso propio en torno al vino.

Sirva como ejemplo una sola variedad en sus dos vertientes, la cabernet sauvignon, donde en climas más suaves y cálidos exhibe notas de grosella negra, cereza y confitura de grosella; mientras que en los climas más severos y frescos las mismas notas de grosella adquieren recuerdos de pimiento verde, menta y cedro.

Vinos de Climas Cálidos

Las regiones que disfrutan de un clima cálido tienden a ser mas consistentes en lo que se refiere a la temperatura media anual. El progresivo y suave descenso de las temperaturas entre verano y otoño ayuda a la completa maduración de la uva, si bien se pierde parte de la acidez natural de la misma.

No obstante, los efectos del cambio climático amenazan con acentuar la inconsistencia entre las añadas.

Nota -> Generalmente los climas cálidos producen un fruto de notas más maduras y una menor acidez.

Algunas de las regiones vinícolas de clima cálido más conocidas: Australia, Argentina, California, centro y sur de España e Italia, las Islas Griegas y el sur de Francia.

 

Vinos de Climas Fríos

Puede parecer curioso que las temperaturas máximas alcanzadas sean las mismas que en los climas cálidos, ¿no?

Ocurre que el cambio de temperatura en época de vendimia se produce de manera mucho más contundente, hecho que afecta al perfil de aroma y sabor del vino resultante.

Nota ->El frío conserva un elevado nivel de acidez natural de la fruta, aunque la uva a penas alcanza la madurez, no sin problemas.

No obstante, las particularidades de la añada importan y mucho; ya que pueden aportar distintos matices de plena madurez a una región fría y viceversa; una región cálida puede haber sufrido un verano frío y destacar más la acidez de la uva.

Algunas de las regiones vinícolas de clima frío más conocidas: Norte de Francia, Chile, Austria, Alemania y Oregon (USA).

 

Por supuesto existen excepciones; microclimas en determinadas parcelas que no atienden a generalidades meteorológicas y que ofrecen una versión casi autoral de las vides que albergan, la expresión desnuda y completa del fruto de la tierra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre nosotros.

Editor de Contenidos y Social Media Strategist . Guionista de formación, escritor de vocación y 'wine lover' por convicción. Soñador frecuente, viajero ocasional. No le gusta bailar.